Acabas de salir de la escuela de cine o has acabado la carrera audiovisual y llega el momento de la verdad: ¿Cómo consigo llegar a mis clientes?. Hay varias formas y no todas son igual de fáciles o baratas de conseguir. En Mediatrooper te enseñamos algunas para que tú elijas el camino que quieres seguir:

1. Puerta fría

Es el método tradicional y más barato. Si quieres dar una buena primera impresión y que tus potenciales clientes te conozcan, esta es tu opción. Primero deberás hacer algunos flyers o tarjetas que puedas dejar con tu información a los negocios a los que vas a ir. Una vez los tengas en tu poder, elige una zona por la que te interese ofrecer tus servicios y…¡Al lío! 

Lo más común es que según entres preguntes si está el encargado de la tienda, ya que le quieres hacer una propuesta en la que le ofrecerás material audiovisual para optimizar sus redes sociales / página web por el mejor precio del mercado. Una vez llegado a este punto hay dos opciones:

  • Está el encargado: puedes mantener una conversación con él en la que llegues a un acuerdo (en el mejor de los casos) o quiere que le envíes más información acerca de tus tarifas o portfolio
  • No se encuentra el encargado: en este caso pediremos amablemente si nos pueden facilitar un correo de contacto directo con él para hacerle la proposición vía correo electrónico

Deberás llevar un cuaderno para apuntar todos los negocios en los que vayas entrando y se muestren interesados y te hayan reclamado más información de tus servicios. Una vez de vuelta, deberás dedicarle un tiempo a enviarle un correo lo más personalizado posible (nombre del dueño, quién te ha atendido, etc…) a todos los negocios interesados

2. Mejora tu posicionamiento

En un mercado tan competitivo como el audiovisual, es imprescindible intentar estar posicionado en los primeros resultados y que te mantengas activo en los buscadores. Para ello puedes utilizar técnicas de SEO (posicionamiento orgánico) y SEM (anuncios de Google). Puedes consultar más información sobre este tema en nuestro post: “Cómo mejorar mi posicionamiento en buscadores”

3. Plataformas de conexión con clientes

También existen páginas web como Celebrents o Zaask que pueden ayudarte a dar tu primer paso como fotógrafo / videógrafo. Estas plataformas funcionan con un sistema de pago por créditos, en las cuales cada oferta de trabajo cuesta una cantidad determinada de dichos créditos (tienen packs variados según tu presupuesto), si te interesa el trabajo te inscribirás en ella a cambio de los créditos y automáticamente te enviarán los datos de contacto del cliente. 

Pero… ¡cuidado! el que te inscribas en la oferta no significa que ya hayas conseguido el trabajo. En cada oferta se pueden inscribir hasta un máximo de 4 profesionales, los cuales habrán seguido los mismos pasos que tú. Ahora depende de ti que el cliente te contrate a tí según lo atractivo que le parezca tu trabajo o si tienes un precio más competitivo que los demás profesionales.

El punto positivo es que en cuanto hagas uno o dos trabajos como mucho, ya habrás recuperado los gastos que te cuesta contratar un pack de créditos. El lado negativo es que sigue siendo complicado que te contraten ya que en general siempre tendrás que competir con otros 3 profesionales que previsiblemente tendrán ya más medios que tú, que acabas de empezar.

4. El boca a boca

Aunque te parezca extraño es lo que mejor funciona. Lo mejor que puedes hacer si estás empezando es buscar a algún familiar o amigo que precise de tus servicios, ya sea porque tiene un negocio, es modelo o tiene algún evento como cumpleaños o bodas que puedan interesarle llevarse un bonito recuerdo. 

Una vez hayas hecho el trabajo, si eres un buen profesional (primer punto indispensable en todo fotógrafo), lo más normal es que al ser de su confianza te pueda recomendar a otros clientes y de esta manera ir ampliando tu cartera

No te queremos engañar, el mundo audiovisual es muy competitivo y los comienzos siempre van a ser lo más difícil. Si acabas de empezar y quieres que te elijan tus clientes antes que a la competencia, tienes que conseguir una ventaja diferencial. Ya que es complicado que seas el único que les puedas ofrecer un servicio audiovisual, tienes que buscar otras ventajas como abaratar tus precios o mejorar la experiencia de usuario que otros competidores puedan proporcionarles. Si trabajas con constancia y disfrutas con tu trabajo tienes la mitad del camino conseguido. ¡Nadie dijo que fuera fácil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Bienvenido a Mediatrooper! ¿En qué puedo ayudarte?